29 ene. 2012

No diga trabajador cuando quiere decir esclavo

El viernes conocimos una noticia que debería hacer que nos levantáramos de nuestro confortable sofá, apagáramos la televisión y demostráramos, cada uno de la manera que se le ocurra, que no somos simples receptores de información, pasivos y acríticos. Que no consumimos cada noticia y la digerimos rápidamente para dejar paso a la siguiente y evitar el atragantamiento.

Me refiero a los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), según los cuales 2011 acabó con 5.273.600 personas desempleadas.

Efectivamente, una y otra vez nos repetían que nunca llegaríamos a los cinco millones de parados, y ya los sobrepasamos, lo que supone que el 22,85% de las personas que quiere y puede trabajar no encuentra empleo. Lo que supone la tasa más alta de la historia de España, y de la Unión Europea; más aún que Grecia, Irlanda o Portugal, tres países declarados oficialmente en peor situación económica que nosotros.

Por si estos datos no fueran lo suficientemente escandalosos, más de 1,5 millones de hogares tienen a todos sus miembros en paro. Todos. Y, aunque no he encontrado el dato de cuántas personas han agotado su prestación por desempleo, me temo que los datos serán igual de bochornosos.

Ante estos datos, la CEOE se ha apresurado a pedir una "urgente" reforma laboral, la única solución que, según la patronal, puede reducir las cifras de paro. Y esto a pesar de que la realidad se empeña en demostrar lo contrario: que el mercado laboral español no es tan rígido ni es tan difícil despedir cómo quieren hacernos ver, y que hasta ahora ninguna reforma laboral ha servido para mejorar la situación.

Sin embargo, los empresarios, con el viento a favor del partido en el Gobierno, ven en esta situación la excusa perfecta para eliminar derechos a los trabajadores y reducir salarios e indemnizaciones por despido. en definitiva, empeorar, aún más, las condiciones laborales.

Y mientras tanto, los sindicatos comunicando.

¿Cuándo decís que hay que empezar a reclamar una reforma empresarial?

10 comentarios:

Toni dijo...

Una situación que nos estallará a todos en las manos, aunque para entonces muchos ya no tendrán nada que perder...

Salu2

Aniña (@vampyevil) dijo...

LA cosa esta muy complicada... veremos en que acaba todo esto!

Pepe Deapié dijo...

Está jodida la cosa. Mientras tanto, las grandes empresas y grandes fortunas evaden impuestos, gracias a la porquería de legislación que tenemos y que nadie lleva intención de cambiar. Mejor joder a los de siempre, dónde va a parar...

JM Vanjav dijo...

En mi opinión, abaratar el despido, solamente beneficia a los empresarios a mantener sus beneficios.
Si se quiere hacer descender la tasa de desempleo las reformas deberían ir en la creación de puestos de trabajo. Dar facilidades para contratar no para despedir.
Nos podían volver la tortilla contra nosotros, si propusieran congelación salarial, a cambio de aumentos de plantilla, pero aquí nos quieren dejar helados por nada.
Los recortes aplicados hasta ahora han sido a los que estamos pillados, el resto la crisis la ve a través de los cristales de sus chalets, iglesias o palacetes.
Que alguien que tiene tres o cuatro sueldos envidiables, me diga que colabore haciendo voluntariado me atraganta por la desfachatez de su indecente propuesta. El ejemplo es la mejor publicidad, aquí nosotros pagamos las campañas y luego nos chupamos los reajustes.
Si gestionan mal el dinero de la empresa, de la que todos formamos parte, lo primero es pedir responsabilidades a estos y a los que estuvieron, auditarles y que, como cualquier otro ciudadano, hagan frente a sus acciones.

Un saludo

Tomás Urdiales dijo...

¿Falta de flexibilidad en el mercado laboral español? Por dios, pero si en España el despido es completamente gratuíto. La mayoría de las contrataciones se realizan bajo la modalidad de obra y servicio, es decir que a la calle cuando les de la gana, con apenas 8 días de indemnización por año trabajado, si es que te los quieren pagar... Y claro, todavía el problema es de los trabajadores, que además cobramos demasiado. Décadas perdiendo poder adquisitivo, pero cobramos demasiado...

Randall Flagg dijo...

Una verguenza, la solución es marcharse de este país de mierda y volver solo de vacaciones con nuestros sueldos bien remunerados a reírnos de los pringados que se queden aquí.

Saludos.

Alan Moore dijo...

Completamente de acuerdo,Randall Flagg, pero antes hay que hacer que ardan las calles del país y que las cabezas de los políticos, banqueros y empresarios que lo han destrozado coronen el extremo ensangretado de una pica. Y estoy apelando a la violencia, sino al derecho a la legítima defensa.

Alan Moore dijo...

Y NO estoy apelando a la violencia... quería decir.

Ismael Pérez de Pedro dijo...

interesante blog, me quedo con tu permiso, si quieres echarme el despido es libre, saludos

Martuka dijo...

Muy buena esa, Ismael.
Y muy buen blog, lo malo que es como algunas buenas películas, el final no siempre es felíz... en nuestras manos está cambiarlo.