28 nov. 2011

Mercadocratizándonos...

Hace un par de domingos, el 20N, marcado en rojo en el calendario por algunos profetas de dudosa credibilidad como el día que España se jugaba su futuro, me dirigí a ejercer uno de los derechos que aún tenemos los ciudadanos: votar.

Acudí con la esperanza, pequeña pero aún presente, de que quizás no todo esté perdido y de que los ciudadanos todavía tengamos algo que decir respecto a las medidas adoptadas contra la tan mencionada crisis y que, aunque no soy economista (lo que, ante lo acertado de sus pronósticos, ya me hace replantearme las verdaderas intenciones de algunos de estos "expertos") se han demostrado ineficaces, cuando no contraproducentes.

Como iba diciendo, me dirigí al cole con la pequeña ilusión de que aún existen políticos que sí creen en otra forma de solucionar esta situación sin que seamos los trabajadores, los que, a priori y en comparación con otros actores de este sistema, contamos con menos poder adquisitivo, tengamos que sufrir las medidas de "ajuste" para resolver un problema creado por otros que se van con las manos llenas y la conciencia vacía.

Si en lugar de este pensamiento me hubiera movido la desconfianza, quizás hubiera hecho como ese casi 30% de votantes seguro de que un voto no cambia nada. O quizás no, porque no entiendo la abstención en un sistema más o menos justo pero que da multitud de opciones. Pero a este tema volveré otro día.

Como iba diciendo, pasado el 20N me volví a llevar un baño de realidad cuando me encontré con que la canciller Merkel y las agencias de calificación (otro ente por definir que me apunto para otra entrada) han puesto "deberes" al flamante presidente, Mariano Rajoy, y le instan a poner en marcha "reformas" que "sorprendan positivamente" a los mercados. Y creo que todos nos podemos hacer una idea de en qué dirección va este eufemismo, tan de moda últimamente.

Una vez que asumo que la democracia como "gobierno del pueblo" ha dejado paso, ya sin disimulo, a la "mercadocracia", sólo puedo preguntarme ¿nos queda a los ciudadanos algún margen de maniobra para conseguir que los gobiernos dejen de legislar en favor del dinero y lo vuelvan a hacer en favor de quienes les eligen con un mandato representativo claramente quebrantado?

10 oct. 2011

Trabajo decente versus trabajo, a secas

En uno de esos paradójicos momentos que, de vez en cuando, nos depara el destino, parece que para medir la capacidad de resistencia del ser humano, la semana pasada se celebró el Día Internacional del Trabajo Decente. Sí, a pesar de lo que muchos podamos pensar, ese día existe. No es broma. Y, lo que es más llamativo: se celebra. Aunque no sé si ése es el término más indicado. 

Pero para aquellos que hayan olvidado lo que implica esa expresión, o alguno de los dos términos que la componen, aquí dejo lo que, según la RAE, significan:

Trabajo: aparecen 12 definiciones, pero para este contexto sólo me quedaré con las seis primeras:
  1. Acción y efecto de trabajar.
  2. Ocupación retribuida.
  3. Obra (cosa producida por un agente).
  4. Obra, resultado de la actividad humana.
  5. Operación de la máquina, pieza, herramienta o utensilio que se emplea para algún fin.
  6. Esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza, en contraposición a capital.
 Decente:
  1. Honesto, justo, debido.
  2. Correspondiente, conforme al estado o calidad de la persona.
  3. Adornado, aunque sin lujo, con limpieza y aseo. Tiene una casa decente.
  4. Digno, que obra dignamente.
  5. Bien portado.
  6. De buena calidad o en cantidad suficiente.
Por tanto, se entiende que un trabajo decente deberíaser aquél que permitiera mantener una calidad de vida suficiente. Es decir, ni sobrevivir, ni vivir por encima de las posibilidades. 

Sin embargo, algunos, la mayoría, luchan por no perder la dignidiad, o el empleo, a secas, más calificativos. O por recuperarlos.

Mientras, otros, la minoría, se empeñan en que la amnesia colectiva y la inacción sean cadía día mayores, con el objetivo último de lograr que olvidemos, definitivamente, que ambos conceptos deben y, lo que es más importante, pueden ir indisolublemente unidos.

Y tú, ¿hasta dónde crees que es posible rebajar el nivel de lo que se da en llamar trabajo decente? ¿Cuál crees que es el motivo que ha llevado a menospreciar la calidad laboral?


19 sept. 2011

Me creo que he aprendido economía. Ingenua de mí (I)

Prima de riesgo, deuda soberana, bonus, solvencia, agencia de calificación, dación en pago, apuestas a la baja, capitalización. O términos tan impronunciables como hedge founds, credit default swap (CDS) o subprime

Hasta hace algunos meses, la mayoría de ellos resultaban prácticamente desconocidos para gran parte de la población. Sin embargo, ahora encontramos a diario noticias sobre ellos. Aunque sólo nos suenen; porque, sí, están ahí, lo sabemos, pero seguimos sin comprender muy bien lo que significan.

El caso es que cada vez que escucho alguno de ellos, mi sistema nervioso se activa, autónomamente y sin pedirme permiso, porque intuye que el contexto en el que se incluirá no será nada relajante. Y nunca se equivoca.

¿Será una reacción exclusivamente mía, y tengo que empezar a preocuparme por ello, o es algo más habitual de lo que creo?

1 ago. 2011

Hambre en África: la voluntad de querer cambiar las cosas


Estos días hemos podido ver, oír y leer en prácticamente todos los medios de comunicación que se ha declarado el estado de hambruna en Somalia. Como si la carencia de agua y alimento en determinadas zonas del mundo fuera algo nuevo o que acabamos de descubrir.

Sin embargo, hace más de una década, la ONU estableció entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio el año 2015 como fecha para reducir a la mitad el número de personas que pasa hambre. Resulta ofensivo que, con una producción mundial de alimentos suficiente para abastecer a toda la población mundial, sea necesario "obligar" a los países "ricos" a poner fin a esta situación.

En cuanto a las causas de esta catástrofe, en la que Somalia sirve de ejemplo de una larga lista de países en situación similar, encontramos algunas causas que, a priori, pueden parece inevitables, como la sequía o las inundaciones periódicas que sufre el "Cuerno de África". Sin embargo, detrás también hay otros motivos a los que sí se puede poner remedio. Si existe voluntad para ello, por supuesto. Es el caso de los conflictos sociopolíticos, los Estados fallidos (con un Gobierno sin autoridad o incapaz de garantizar los servicios básicos) o la venta, por parte del Gobierno, de las tierras más productivas a inversores extranjeros (principalmente, agroindustria, Gobiernos o fondos que especulan con el precio de los alimentos) y, de paso, mermando la capacidad de estos países para autoabastecerse.

Entre los Estados que llevan a cabo este último tipo de prácticas se encuentra Etiopía, donde la versión oficial defiende que el alquiler o la venta de las tierras tiene como objetivo "modernizar" a las tribus que viven en esas zonas. O lo que es lo mismo: que dejen de trabajar las tierras, expulsándoles de ellas, para que se conviertan en mano de obra de las multinacionales extranjeras que allí se instalen.

José Téllez
Personalmente, me descorazona ver que, día a día, se concede más y más poder a un reducido número de personas que pone los intereses económicos por encima de los intereses de los seres humanos; a quien tiene como único objetivo lograr su enriquecimiento a costa de un, cada vez mayor, empobrecimiento de la mayor parte de la población mundial.

Por último, por si quedaba alguna duda en cuanto a los ambiciosos Objetivos del Milenio, diré que creo que las soluciones no llegan solas (aunque creo que este es un hecho demostrado). Además de hacer reuniones en las que presentar una lista de buenas intenciones y una foto plagada de caras sonrientes, es necesario tener voluntad de alcanzar los objetivos planteados.

18 jul. 2011

Aún nos queda dignidad

El lema de la convocatoria invitaba a unir las voces "Contra el Pacto del Euro", pero el 19 de junio sirvió para que cada uno sacara aquello que tanto tiempo se ha guardado, aquello que siempre ha querido gritar y, hasta ese momento, no había podido o no se había atrevido.



Si bien es cierto que, en la mayoría de los casos, los gritos se dirigían contra los banqueros y su ética (o, en este caso, la falta de ella), tampoco faltaron las pancartas en defensa de la Educación pública, por la reforma de la Ley Electoral y un largo etcétera de cartelería que, a diferencia de las acostumbradas pancartas cuidosamente serigrafiadas que solemos ver en las manifestaciones, transmitía el sello personal de cada uno de sus autores. Con todo el ingenio y el descontento acumulado que la ocasión requería

Asambleas de barrios y pueblos de toda la Comunidad de Madrid tomaron, por un día, las calles de la capital. Algunos llegaron andando desde su pueblo de origen, como es el caso de los vecinos de Leganés. Pero todos, miles o decenas de miles, da igual, hicieron de la fuente de Neptuno su centro de reunión. Sin el respaldo de sindicatos ni partidos.

Una marcha, la del 19J, organizada por y para los ciudadanos y que ya se ha convertido en la manifestación más multitudinaria convocada por los propios ciudadanos.

Ahora, el mayor peso del trabajo ha pasado a los barrios y pueblos. Ahí es donde hay que seguir avanzando día a día, poco a poco y sin desistir. Porque lo que no hemos cambiado en 40 años no lo podemos cambiar en un día. Pero en alguno más, sí.

La próxima cita es este fin de semana, en el que se espera la llegada de miles de personas de todos los puntos del país. Andando, en bici, en coche o en autobús. Veremos lo que da de sí el encuentro, que culminará con una (espero que masiva) manifestación.



Cacerolada de la Asamblea Popular de San Fernando de Henares en el Ayuntamiento, gobernado por IU en minoría, contra el incremento del gasto público por parte de la oposición (PPSOE, con mayoría). Con la participación de miembros de las asambleas de Coslada, Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares.
Aquí están los vídeos de la protesta: Cacerolada en SFH

5 jul. 2011

No fue Brecht, fue Niemöller (revisitado)

Hoy quiero recordar un texto/poema atribuido en muchas ocasiones al dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht, pero cuyo "autor" original es el pastor protestante germano Martin Niemöller.

Entrecomillo lo de autor porque Niemöller nunca llegó a plasmar por escrito estas palabras, sino que después de la guerra fue compartiéndolas oralmente y dándoles forma. Es más, originalmente ni siquiera se trataba de un poema, sino de un sermón de la Semana Santa de 1946 en Kaiserslautern (Alemania) titulado "¿Qué hubiera dicho Jesucristo?".

Situado en el contexto de la II Guerra Mundial y con el régimen nazi imperante en su país natal, el mensaje que intentó transmitir Niemöller son las consecuencias de no ofrecer resistencia a las tiranías en los primeros intentos de establecerse.

La transmisión oral del poema ha hecho que se encuentren varias versiones del mismo, hechas a la manera del que lo reproduce. Un ejemplo destacado es el Museo del Holocausto en Estados Unidos, que elimina las referencias a los comunistas y a los católicos.


Ésta es una de las versiones:

"Primero vinieron a buscar a los comunistas
y no dije nada porque yo no era comunista.

Luego vinieron a por los judíos
y no dije nada porque yo no era judío.

Luego vinieron a por los sindicalistas
y no dije nada porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron a por los católicos
y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron a por mí pero, para entonces,
ya no quedaba nadie que dijera nada".

20 jun. 2011

Mi amiga Oli

Tras un descanso no sé si merecido pero sí necesario (léase exámenes finales y ¡afortunadamente! finales de verdad), vuelvo a retomar este espacio al que, a pesar de lo mal que lo trato, le tengo un cariño que no le demuestro y en el que, para mi sorpresa, hay nuevas incorporaciones (bienvenidos los nuevos seguidores).

En esta ocasión vuelvo como como licenciada (¡al fin! no veía este día) y con trabajo nuevo, con el que estoy encantada. Y es que, a pesar de los "marrones" que implica ser freelance, tener hoy día la fortuna de poder dedicarte a lo que te gusta palía todos los inconvenientes. Pero como no os quiero aburrir con mis batallitas diarias (lo dejo para otro día), vamos a algo más interesante.

Aún recuerdo cuando, estando en el colegio, me regalaron mi máquina de escribir. Una Olivetti Studio 46 azul (sí, la de la foto de abajo, tal cual. Con su eñe y todo). En aquella época, en la que en la escuela nos obligaban a escribir aún con lápiz y que cuando te dejaban usar el bolígrafo te sentías como si te hicieras mayor de golpe, pasar a la máquina de escribir suponía el mayor salto imaginable para mí, pequeña estudiante.

Avanzar cada día un poquito más en el aprendizaje de escribir sin mirar el teclado, los paseos con mi máquina al hombro hasta la academia, teclear cada vez más deprisa, desenganchar las varillas, rebobinar la cinta para ver si quedaba algo de tinta en algún centímetro del carrete (e, inevitablemente, llenarte los dedos de tinta).

La cinta podía ser de un sólo color o de dos, en cuyo caso te sentías afortunado por poder escribir en rojo y negro. ¡Parecía que con esos dos colores ibas a dominar el mundo de la escritura! Pero la máxima sofisticación llegaba si, además, tenías una cinta blanca con la que podías borrar lo escrito, a modo de Tipp-Ex, y podías escribir-borrar-escribir-borrar ¡Eso ya era la bomba!

Después se avanzó un poco más en este invento con las máquinas de escribir eléctricas (o electrónicas, nunca me quedó claro). Un paso intermedio entre las tradicionales y los ordenadores, pero a ésas no llegué, me parecían un híbrido, un "ni para ti ni para mí"; no me acababan de convencer.

Pues bien, este mes de junio, más de un siglo después de su aparición, ha echado el cierre la última fábrica de máquinas de escribir del mundo. Se encontraba en la India y fabricaba para la marca Olimpia.

Con esta clausura, han quedado huérfanos muchos escritores que reconocen que siguen prefiriendo depositar sus dedos en estas teclas a hacerlo en sus modernos sucesores, los ordenadores.

No es mi caso, que para escribir sigo prefiriendo el método tradicional, el manual; pero los recuerdos que me trae ese aparatejo me impiden deshacerme de él. Al contrario: de vez en cuando, necesito desempolvarlo y volver a sentir el sonido de sus teclas y varillas en movimiento.


*Nota: no soy ajena a lo que ocurrió ayer en más de medio centenar de ciudades españolas, pero no me ha dado tiempo a procesar las fotos. Prometo dedicar una entrada a este tema.

11 mar. 2011

A vueltas con el metrobús, y más sobre el transporte público

Ayer coincidí en un vagón del Metro con una manada de niños (esos seres que de vez en cuando llenan los parques) de unos 10 años acompañada por dos profesores.Supongo que iban de excursión a algún punto incierto de la ciudad, cuando, en una de esas conversaciones llenas de verdades a medio camino entre la inocencia y la irreflexión, pude escuchar lo siguiente:

- Niña: ¡Mira! ¡Cuántas teles! (televisiones en algunos modelos de Metro con una función poco determinada).
- Niño 1: Pero ninguna funciona.
- Niño 2: ¿Por qué no funcionan?
- Profe: Sí funcionan, lo que pasa es que están apagadas.
- Niño 2: ¿Y por qué no las encienden?
- Niño 3: Porque no ves que no saben hacer más que "pijoteadas" (sic) para luego no usarlas.

Reconozco que estuve a punto de aplaudirle tras este certero análisis.

Y ahora que he abierto el camino hacia el tema del transporte público (vale, cogido con pinzas, pero lo he tocado, ¿no?), a los que viváis en Madrid (y a los que no también, por si se os ocurre venir por aquí) os interesará saber que, al contrario de lo que pensábamos, ¡el metrobús no existe!

Resulta que depués de 13 años que hace que entró en vigor, y a pesar de los 9,30 euros que hay que pagar religiosamente cada vez que se adquiere (reflexión personal: al paso que va, acabará saliendo más caro comprar el billete de 10 viajes que el de uno, que está estancado en un euro desde hace años), ayer el Consejero de Transportes de la Comunidad, José Ignacio Echeverría, nos sacó de nuestro inexplicable error:




Aunque no sé si me inquieta más que el Consejero desconozca sus competencias o que sus compañeros de partido le aplaudan y jaleen de esa manera, en vez de sacarle de su error. ¿Quiere eso decir que ningún miembro del Gobierno regional conoce el billete de 10 viajes? Pues para subirle el precio cada año no se olvidan de él...

Claro, que está visto que los dirigentes no acostumbran a ir en transporte público, que eso es cosa de pobres. Y si no, que se lo digan a Ana Botella, Concejala de Medio (¿medio? ¿o ya es mitad de cuarto?) Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, que fue vista usando el coche oficial (mejor dicho, dos coches oficiales) para ir a la peluquería. Eso sí, acompañada por cuatro funcionarios, no vaya a ser que la espera para que le coja el tinte se le haga larga y tediosa y necesite alguien con quien charlar:




¿Sobre qué hablarían? ¿Sobre la forma de reducir el uso del vehículo privado o la contaminación de Madrid? ¡Uy, perdón! En qué estaría yo pensando...

28 feb. 2011

Olof Palme: sin respuesta, 25 años después

Conocida por ser la sede de la Academia Sueca, que cada año decide a los galardonados con los premios Nobel, y, más recientemente, por ser el escenario en el que se desarrollan las novelas de la trilogía Millemiun, de Stieg Larsson, hace 25 años, Suecia, y concretamente su capital, Estocolmo, dejaba de ser ese tranquilo lugar al norte de Europa que ubicamos en el imaginario colectivo para saltar a la primera página de la prensa de todo el mundo tras el asesinato de su primer ministro, Olof Palme.

El líder del Partido Socialdemócrata, defensor del pacifismo y del universalismo y crítico con las dictaduras, se hicieran éstas llamar de derechas o de izquierdas, fue muy crítico con la postura de EE.UU. respecto a la guerra de Vietnam, las armas nucleares y la política del apartheid en Sudáfrica, y se mostró contrario a la intervención estadounidense en Cuba.

El compromiso de Palme también se extendió al pueblo palestino, defendiendo su derecho de autodeterminación, y con la problemática de los países del Tercer Mundo.

En política interna practicó la llamada "democracia social" como máxima expresión del Estado del Bienestar: alta presión fiscal y fuerte protección social, lo que situó a Suecia entre los países más ricos del mundo

El primer ministro fue tiroteado por un desconocido mientras paseaba en compañía de su esposa tras salir del cine. Hoy el hecho sigue sin estar resuelto, después de que en 1988 , dos años después de los hechos, un alcohólico y toxicómano compatriota suyo fuese detenido por, supuestamente, tener relación con el caso, pero posteriormente fuese absuelto por falta de pruebas.

Para evitar que el crimen prescribiera, algo que hubiera sucedido este año, el Parlamento introdujo una reforma en la legislación. De modo que el caso continúa abierto, aunque, aparentemente, no se vislumbre su resolución.

25 feb. 2011

¡Dame una L! ¡Dame... ¿otra L?!

Desde aquí quiero hacer hoy un llamamiento desesperado para pedir que, por favor, algún alma caritativa le regale al Consorcio de Transportes de Madrid un ordenador con todas las letras, y digo todas, incluida la ele.


Pincha en la foto para verla más grande:


14 feb. 2011

Feliz San Valen... ¿qué? (II)

Hace poco más de un año inauguré este blog (aunque el número de entradas no lo demuestre) y hace exactamente 365 días le dediqué un post a esta fecha tan especial, capaz de despertar en ciertas personas la irrefrenable necesidad de mostrar sentimientos aparentemente vigentes el resto del año, pero ocultos sin rubor ni reparo.

Muchas cosas han ocurrido en este año, y en otras tantas he podido cambiar de percepción y punto de vista. Pero no en lo que se refiere a esta festividad, lo suficientemente edulcorada como para provocar un coma diabético a más de uno, uno de los más claros símbolos del merchandising, la hipocresía, la despreocupación y el desinterés durante el resto de jornadas.

Quien demuestra/recibe afecto a lo largo de todo el año, quien hace a otra persona sentirse especial cualquier día, sin motivo aparente y sin esperar nada a cambio, ¿necesita que tal día como hoy se lo demuestren por compromiso? ¿Qué tiene de especial dar/recibir un regalo el mismo día que cientos de miles de personas más en todo el mundo sabiendo que sólo lo da/recibe porque lo imponen los cánones consumistas?

12 feb. 2011

"Lo siento, pero yo no quiero ser emperador. Ése no es mi oficio"

Inevitablemente, y sin la menor intención de repetir el tema de la entrada anterior, hoy me ha venido a la cabeza de manera recurrente esta mítica escena. El discurso final de Hinkel, en El Gran Dictador.

Supongo que serán las circunstancias que rodean al mundo estos días y de las que me resulta imposible abstraerme por completo.

Disfrutadlo. Feliz fin de semana y... hasta el lunes.


 

7 feb. 2011

Tiempos modernos, muy modernos

El 5 de febrero de 1936 se estrenó el largometraje Tiempos modernos, dirigido, escrito y protagonizado por Charles Chaplin y considerado un film paradigma de la crítica social.

Esta película, la última en la que aparece el entrañable personaje Charlot, retrata las desesperadas condiciones laborales que la clase obrera tuvo que soportar en la época de la Gran Depresión.

El protagonista, un empleado de una metalúrgica extenuado por el frenético ritmo de la cadena de montaje, acaba perdiendo la razón. Tras salir del hospital y pasar por la cárcel (para más información, recomiendo ver la película), acaba reemprendiendo, junto a una chica huérfana, la lucha por la supervivencia.

Ambientada en la crisis económica de finales de los años 20, con la eficiencia de la industrialización y la producción en cadena mostradas como causante de los males de la clase obrera... Si lo miramos desde la distancia, afortunadamente la situación ha cambiado. ¿O quizás no tanto?


31 ene. 2011

Con convicción, sobre todo

Para todos los que os dais el paseo hasta aquí, sea lunes o no 
(sobre todo para Alan y Anay su particular lucha).




Convicción frente a estado de ánimo... Hay días en los que, si hicieras caso a tu estado de ánimo, tal vez ni siquiera te levantarías de la cama.

Por el contrario, ese mismo día y con ese mismo estado anímico, tus convicciones te impulsan a luchar, con más fuerza que nunca, por alcanzar tu objetivo.

Así que, ante estas dos posibilidades, yo, personalmente, me inclino por la segunda: impedir que mi estado de ánimo triunfe sobre mis convicciones / objetivos / principios (que cada uno elija la opción que más le convenza).


"Sin esperanza, con convencimiento", dijo Ángel González.


Y tú, en tu día a día, ¿qué aspecto dejas que venza? ¿el estado de ánimo o las convicciones?

30 ene. 2011

Me colé...



A todo el que haya visto una nueva entrada que ahora no está: que no cunda el pánico. Mi blog se ha vuelto loco y me la ha jugado, porque tenía que salir el lunes pero, por lo visto, tenía demasiada prisa por ver la luz.

Así que la vuelvo a guardar en el cajón hasta que le toque.

Un saludo a todos y "disculpen las molestias".


29 ene. 2011

¿Existe aún la originalidad?

A veces me pregunto si cuando alguien tiene una maravillosa idea, si cuando se enciende una bombillita (led, que está bien ser productivo, pero ahorrando) será original o, por el contrario, en las antípodas hay, ha habido o habrá alguna materia gris en pleno funcionamiento y que dará como resultado la misma genial, magnífica y, sobre todo, “única” idea.

¿Está todo dicho? ¿Existe aún la posibilidad de ser totalmente distinto, original?

Vamos camino de los 7.000 millones de habitantes en este planeta. Eso son muchas cabezas trabajando, muchos pensamientos, opiniones y reflexiones recorriendo, día a día, segundo a segundo, numerosas conexiones neuronales. En definitiva: creando, creando, creando...

Surgiendo interpretaciones y pensamientos propios que se mezclan, complementan y funden con pensamientos e interpretaciones aportados por los que nos rodean, cerca o lejos, en el mundo real o virtual, con los que interactuamos, y que dan como resultado nuevos planteamientos, similares o diferentes a los anteriores.

En cualquier caso, pensar que lo que se me ha ocurrido a mí también ha sido o será ideado por otra cabecita a la que, muy probablemente, nunca llegaré a conocer, me parece un despilfarro de energía y, sobre todo, de ilusión. Por ello prefiero dejarlo en una simple teoría no demostrada y creo que indemostrable.

Y si tengo que decantarme, lo hago por la postura de que no, no está todo dicho. Queda sitio para la originalidad.

28 ene. 2011

Guerrero, sí; Chillida, no

Si hace un mes y medio venía con pésimas noticias para el futuro de dos centros particulares de arte, hoy puedo transmitiros una noticia agridulce. Y es que, tras varios meses sin alcanzar acuerdo alguno, y cuando parecía que el cierre del Centro José Guerrero era la única salida para la colección de este granadino, los herederos del artista, la Diputación y la Consejería de Cultura de Granada han sentado las bases para la creación de la Fundación José Guerrero de Arte Contemporáneo.

El objetivo es conseguir, por tiempo indefinido, la permanencia de su legado en esta ciudad.

Según el acuerdo, los herederos aportarán gratuitamente todas las obras que integran el actual centro, para su uso por la futura Fundación. La Diputación, por su parte, cederá el edificio en el que encuentra el centro y hará, además, una aportación económica. Dinero hará llegar también la Consejería de Cultura, quien, además, se pondrá en contacto con el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Granada y Caja Granada para que entren a formar parte del Patronato de la Fundación.

Por último, el órgano de Gobierno estará compuesto por el Consejo de familia, el Patronato y el director del centro, cada uno con sus funciones perfectamente delimitadas en el acuerdo.

Pero no he olvidado que al principio comentaba que se trata de una noticia agridulce. Y es que el otro centro que corría peligro de cerrar sus puertas, el Museo Chillida Leku, no obtuvo una salvación de última hora y, finalmente y a pesar de que desde que se conoció la noticia de su cierre había incrementado considerablemente el número de visitantes, cesó sus actividades con el año.

24 ene. 2011

Stylish Blogger Award

Con el poco tiempo de vida, menos entradas y demasiados altibajos de este blog, lo último que me esperaba es que, en la inmensa blogosfera, nadie se acordaba de mi pequeño espacio y lo mencionara en ninguna lista. Por ello, os podéis hacer una idea de la mezcla de sorpresa y satisfacción que me embargó al verme en la lista que Pitt Tristán y Pepe Deapié han elaborado en "El misántropo digital".

Ya que no conozco demasiado las pautas a seguir en estos ciberenlaces, sigo los pasos que ellos han señalado. Por tanto, ahora me toca a mí hacer una lista con mis siete secretos (confesables, que tampoco quiero hundir la escasa reputación que me haya podido ganar en estos meses). Allá voy:

1.- En ocasiones echo de menos mis años deportistas, pero pesa más la pereza de no moverse y siempre queda en eso, en añoranza del pasado sin el suficiente peso para cambiar el presente.

2.- Sí, yo también soy fumadora (aunque en ocasiones también me siento delincuente). Pero por el momento no me planteo dejarlo, y si algún día lo hago será por iniciativa propia, no por "obligación".

3.- Demasiadas veces soy inconstante con todo lo que empiezo. Me gusta la novedad, pero en cuanto se pasa, pierde interés. Tengo que empezar a dominar esta tendencia a empezar muchas cosas con muchas ganas y a cansarme pronto de ellas.

4.- Soy independiente, a menudo demasiado. No me gusta contar con nadie para solucionar mis problemas.

5.- Soy lectora compulsiva, sobre todo en época de exámenes. Leo cualquier cosa que caiga en mis manos, pero cuando tengo que estudiar soy capaz de ensimismarme hasta con el folleto del Lidl.

6.- No me gusta hacer propósitos de año nuevo. Pero al final siempre acabo sucumbiendo a la tentación, aunque alejándome de los convencionales de dejar de fumar, aprender idiomas, etc., que, por otro lado, nunca cumpliría.

7.- Me gusta, me apasiona, escribir. Pero no tanto que me lean. Sí, lo reconozco, me da vergüenza.

Bueno, una vez superada la primera prueba, en la que os he dejado conocerme un poquito más (pero no os acostumbréis), ahora viene la parte más complicada: tengo que elegir sólo 15 blogs. Así que, tras una dura elección, estos son mis nominados, en estricto orden alfabético:

2.- Comunidad de amigos de Letrinas.
3.- Dani: In the wake of Poseidon.
4.- El sibarita pobre: El sibarita pobre.
5.- Freaky Boy Hood: Just... A Day In The Life.
7.- Johan Daniel Estrella: Dame Pasando.
9.- Pitt Tristán y Pepe Deapié: El misántropo digital.
10.- Randall Flagg: ¿Qué piensa el tercer hombre?
12.- Towanda: Mi modo de ver la vida.
13.- Troglo Jones: El Director de Operaciones.
14.- Un completo gilipollas (sic): Diario de un completo gilipollas.

En fin... ha sido una decisión difícil, pero tenía que elegir 15... Así que, a éstos y a los demás que también sigo pero que no aparecen aquí, muchas gracias por vuestros blogs y seguid así, porque me ha costado elegir, pero creo que eso es señal de calidad.

17 ene. 2011

Última negativa de perdón para Billy 'El Niño'

Tras un par de semanas de ausencia, breve período pero necesario, estoy de vuelta. Aunque reconozco que pensé que la "huida" sería más larga, el asunto no merecía una ciberdespedida o ciberespantada para siempre.

Gracias a todos los que me habéis mandado ánimos y os habéis acordado de mí en este tiempo. Me ha hecho una ilusión enorme volver y ver que ya habéis pasado por este pequeño y modesto espacio más de 1.000 veces. Gracias, gracias... y así hasta alcanzar tantos agradecimientos como huellas habéis dejado.

Y tras este momento pseudo-pasteloso... vamos al lío:


***


El 31 de diciembre, además de celebrar el fin de año, de década y de lustro, se cerraba la que parece ser la última oportunidad de Billy ‘El Niño’ de obtener el indulto. Y es que a pocas horas de abandonar su cargo como gobernador de Nuevo México, Bill Richardson decidió denegarle el perdón que, sin embargo, sí había prometido en 2003, un año después de acceder a este puesto.

El indulto, que sólo hubiera tenido carácter simbólico, había sido solicitado por la abogada de Alburquerque Randi McGinn como forma de compensar la promesa incumplida por el gobernador Lew Wallace (más conocido por ser el autor de ‘Ben Hur’), quien a finales del siglo XIX le ofreció al pistolero el perdón a cambio de colaborar con la justicia.

Henry McCarty (también conocido como William Bonney o Henry Antrim) cumplió su parte del trato, pero Wallace no se opuso a su arresto. De esta forma, Billy fue juzgado y condenado a la horca, pero logró escapar de nuevo, asesinando a dos funcionarios.

Ésta sería su última huida, ya que unas semanas después fue localizado por el entonces sheriff del condado de Lincoln (Nuevo México), Pat Garrett, quien lo abatió de un disparo en el corazón.

Corría 1881 y Billy ‘El Niño’ contaba con sólo 21 años. Así se ponía fin a una leyenda iniciada en 1778, cuando McCarty/Bonney/Antrim se cobró su primera víctima: el sheriff William Brady, a quien mató en una emboscada por considerarlo responsable de la muerte de su amigo y protector, John Tunstall. Este asesinato desencadenó la conocida como “guerra del condado de Lincoln”, que provocó la primera huida de Billy a Texas, lugar en el que se refugiaría en más ocasiones y donde finalmente fue descubierto por Garrett.

Ahora, 129 años y 34 gobernadores después de su muerte, parece que concluye la última ocasión de otorgarle el perdón simbólico a este famoso pistolero del Oeste americano, de quien se dice que mató a entre nueve y 21 personas, forjando una vida de leyenda rodeada, aún hoy, de multitud de sombras.


Para no hacer la entrada excesivamente larga, he resumido muchísimo la historia y me he centrado en la última noticia sobre él. Para saber más sobre su vida, os dejo este enlace.

3 ene. 2011

La ganas de cambiar mi realidad

Al ser ésta la primera entrada del año, y a pesar de que hace unos días que dejamos atrás 2010 para adentrarnos de lleno y de manera inexorable en 2011, no quiero ni puedo dedicar este post a otra cosa.
     
Por ello, y con la esperanza de que os sirva para empezar el año con ánimo, os dejo la canción que me da fuerza y, cuando lo necesito, me sigue ayudando a creer que todo es posible, sólo hay que intentarlo. 
     
Aclaro que no me gusta especialmente Eros Ramazzotti, ni siquiera suelo escucharlo; y a Ricky Martin hace años que lo aparqué. Pero la letra me gusta especialmente.


Como no he encontrado el vídeo con la letra, os dejo la primera estrofa. El resto, podéis escucharlo si queréis:


Son las ganas de cambiar la realidad
Las que hacen que me sienta vivo
Y buscaré los que quieren como yo
Ese sueño realizar.


Además, esta entrada sirve, al mismo tiempo, de "bienvenida" y de "hasta pronto". Hasta pronto porque ese proceso de "año nuevo, vida nueva" que inicié el 1 de enero requiere que desaparezca un tiempo. ¿Cuánto? Ahora mismo es un plazo indeterminado e imposible de saber.


Pero volveré por aquí con muchas ganas y cosas nuevas. Espero que más temprano que tarde.


Hasta entonces, disfrutad de la vida y haced realidad vuestros sueños, o, al menos, haced todo lo posible por conseguirlos.