7 jul. 2017

Nota mental 1

Dejar de dar explicaciones sobre tu vida a gente que no le interesa y sólo te pregunta por quedar bien.

10 jun. 2017

Busca tu lugar real en el mundo

Cada día tengo más claro que la mejor medida q puedes tomar para evitarte decepciones es no crearte ilusiones respecto a nada en la vida. Con esto no quiero decir que no tengamos derecho a soñar, porque claro que lo tenemos, pero siempre sin despegar los pies del suelo y siendo conscientes de lo que realmente es posible y lo que no. Porque entonces puede suceder que lo que esperas q sea un día especial y divertido se acabe convirtiendo en un suplicio en del que estés deseando salir, sin entender qué pintas ahí, sintiéndote fuera de lugar, que es un mundo en el que no encajas, acéptalo ya.

Otra opción, considero que igualmente válida, si no más, aunque quizás más difícil de cumplir, es aprovechar esos momentos de aprendizaje para entender el lugar que realmente ocupas en algunas listas de prioridades, y no volver a hacerte falsas ilusiones que, una vez más, acabarán desembocando en la nada, con todo lo que eso conlleva y que ya conoces de sobra, y por lo que te juras que no vas a volver a pasar, aunque al final lo hagas, que asumas ya que ésa no es tu guerra, pero no es asumirlo sólo por hoy, sino para siempre. Y haz borrón  y cuenta nueva.

6 jun. 2017

Controversia permanente

A día de hoy, y a pesar de llevar 3 años con terapia rehabilitadora, aún no he sido capaz de asumir mis limitaciones y, hoy por hoy, veo que, por más que intente mentalizarme, como esta situación se prolongue durante toda mi vida, moriré sin haberlas aceptado.
Por más que sepa que es lo que debo hacer, que es por mi bien y que he de esforzarme, a veces faltan las fuerzas, las ganas de seguir peleando sin saber muy bien si merece la pena, si al final tanto esfuerzo tendrá recompensa o será tiempo perdido.
Sin embargo, cada día sigue habiendo una voz que, aunque a veces tímidamente, me sigue recordando que si he llegado hasta aquí, tengo que seguir luchando. Así que en esa contradicción permanente estamos...

24 may. 2017

Hacia atrás, ni un paso

Aprende a relativizar todo lo que te ocurre, disfruta de todo lo que te rodee, por nimio que te parezca, porque nunca sabes si un día llegarás a echarlo de menos, porque todo puede tener su lado bueno, pero es tarea tuya encontrarlo.
No derrames ni una lágrima ni pierdas un minuto de tu tiempo ni un sólo pensamiento por alguien que no lo merezca ni lo sepa valorar.
Sólo empezando por apreciarte y valorarte podrás empezar el largo y escarpado camino hacia la felicidad. TU felicidad. Y una vez inciado, continúalo, despliega tus alas y vuela por ti mismo, porque los brazos que te enseñan y te protegen no durarán toda la vida, y acabarán abandonándote más pronto que tarde.
Por eso tienes que aprender a caminar solo. Y te caerás, por supuesto, más de mil veces, pero entonces te tienes que levantar mil y una. Y cada vez con más fuerza que la anterior, aunque a veces te falten ganas y valor, pero, como alguien dijo en alguna ocasión: "nada es para siempre", aunque haya días y momentos en los que te cueste creerlo.

29 mar. 2016

De nuevo por aquí

Antes de nada, hola de nuevo y gracias a los seguidores que, después de esta larga ausencia, queden por aquí. Gracias por vuestra paciencia.
Una vez retomado este espacio espero que sea de forma definitiva y por mucho tiempo. Espero que las cosas no se vuelvan a torcer, y es que en todo este tiempo ni la salud ni el ánimo han acompañado. Pero parece que la situación va remontando.
Tras tanto tiempo, y a pesar de haber buscado mucho el camino a seguir de nuevo, no sólo no lo he encontrado sino que cada día tengo la sensación de ir más desencaminada. ¿Por qué? Pues, a decir verdad, ni yo misma lo sé. Pero quizás se deba a que a lo largo de mi vida he crecido bastante malacostumbrada, acostumbrada a conseguir todo lo que me proponía  (tal vez, debido a mi tozudez, como buena tauro). Sin embargo, de un tiempo a esta parte me encuentro con que, a pesar de tener claro (o eso creo) mi objetivo, no sólo no soy capaz de lograrlo, sino que ni yo misma sé si sería leal intentarlo. Y en el supuesto caso de que me lanzara a por ello no sabría por dónde comenzar.
Total, un rompecabezas que puede tener muy poco sentido para muchos de los que me lean, pero que a mí me marca en mi día a día.
Gracias a los que hayáis aguantado este tostonazo hasta el final y en las próximas entradas intentaré ser más amena. Lo prometo.