7 feb. 2011

Tiempos modernos, muy modernos

El 5 de febrero de 1936 se estrenó el largometraje Tiempos modernos, dirigido, escrito y protagonizado por Charles Chaplin y considerado un film paradigma de la crítica social.

Esta película, la última en la que aparece el entrañable personaje Charlot, retrata las desesperadas condiciones laborales que la clase obrera tuvo que soportar en la época de la Gran Depresión.

El protagonista, un empleado de una metalúrgica extenuado por el frenético ritmo de la cadena de montaje, acaba perdiendo la razón. Tras salir del hospital y pasar por la cárcel (para más información, recomiendo ver la película), acaba reemprendiendo, junto a una chica huérfana, la lucha por la supervivencia.

Ambientada en la crisis económica de finales de los años 20, con la eficiencia de la industrialización y la producción en cadena mostradas como causante de los males de la clase obrera... Si lo miramos desde la distancia, afortunadamente la situación ha cambiado. ¿O quizás no tanto?


23 comentarios:

Ana dijo...

Primer!

Ana dijo...

Hombre que si ha cambiado, ese bigote ya no se lleva!!

La de veces que habré visto la película, una por curso más todas aquellas que repetí porque me gustó un curso en concreto.

Destaco dos momentos que a mí me gustan bastante: cuando tras llevar horas apretando tuercas, termina por apretar los botones colocados estratégicamente en los pechos de una señora y cuando él y la chica se sientan a comer una suela de zapato.

Como siga la crisis creo que una de las dos se va a repetir, y sólo apunto una cosa, los botones de adorno, no se llevan ya!

Grande, Dama, como siempre.
Y sí, estoy estudiando, pero tengo el msn abierto porque además de estudiar hago un trabajo. Muaks

Pitt Tristán dijo...

Cuando el trabajo es un placer la vida es bella. Pero cuando nos es impuesto la vida es una esclavitud.

Manuel Sánchez Acero dijo...

Guau! Me ha encantado el video. Tienes mucha razón, los tiempos han cambiado, las clases sociales puede que se etiqueten con otros nombres y subnombres; La tecnología ha evolucionado... Pero por lo demás, todo es igual menos una cosa muy importante: Hoy nos falta Chaplin, y eso sí que es una gran putada.

Un abrazo, Gema!!
Manu UC.

rombo dijo...

Querida Dama de bellos ojos marrones y mirada turbadora !!!: Desconozco los motivos que tienes para hablar de este tema, pero reconozco que tiene su "cosa" y ha resultado original.
Un beso.

P.D. Me gusta mucho tu avatar...

Pepe Deapié dijo...

Bueno, el trabajo es castigo bíblico. No obstante, dado que vas a pasar en él un tercio de tu vida adulta, hay que tratar de llevarlo lo mejor posible.

Esto, con matizaciones, porque tal y como está el país, encima no es fácil encontrar trabajo.

Maribel dijo...

Bueno, voy a hacer un comentario que puede parecer superficial pero es que a mi Chaplin me deprime desde siempre. Así que no le doy al play por si...

Recibe un saludo, Dama.

Nueva Luna dijo...

Es una de las mejores pelis que ví y sinceramente creo que la explotación del ser humano y el hambre del pueblo es negocio para unos pocos que comandan el sistema capitalista, que mueve los gobiernos de muchos países y lo seguirá siendo hasta que se haya un cambio de conciencia.Gracias por recomendar mi blog, amiguita! Bsos

Toni dijo...

Curioso que ese maravilloso invento llamado "trabajo", sea un bien tan precioso y escaso.
Algo que odiamos es buscado y defendido con uñas y dientes.
Los humanos no tenemos remedio...

Salu2

neko dijo...

Pues mira, curiosamente no he visto nunca una peli de Chaplin ni muda y mañana voy a ir a un bar a ver una proyección de la quimera de oro con pianista en directo. Si me gusta repetiré con luces de la ciudad. Que pena que no hayan metido esta peli en el ciclo...

Johan Daniel Estrella dijo...

Hay una simpática cita de Virgilio que dice que los dioses ayudan a los hombres que se ayudan a sí mismos, y esto es mediante el trabajo.

;-)

Freaky Boy Hood dijo...

La situacion no ha cambiado nada. No has mencionado a Paulette Goddard, lo más bonito y amable de la película... La esperanza.

Un beso

Alan Moore dijo...

¡¡¡Último!!!

Estoy con freaky, la belleza de Goddard en esa película quita el hipo. No sé si es lo mejor del film, que es demasiado bueno para reducirlo a ello, pero desde luego que merece una mención.

Un puñado de arroz que nunca se pasa.

Ana dijo...

jajajjajajajajaja última!

Alan Moore dijo...

Lo que no quita que yo siga siendo el último.

Towanda dijo...

Una buenísima película que también recomiendo... El estado de alienación, al que estaba sometído el obrero de una cinta de producción en cadena, es fielmente reflejado en la cinta.

Hace un mes la repusieron en la tele y tuve la oportunidad de verla por quinta o sexta vez.

Muy buen post, Dama.

Un abrazo.

Dama del Castillo dijo...

Ana, eres una triste... primer, última... ¿te cobran por palabra? :-P Pues si toca comer suela, que no lo deseo, ya me dirás si son más digestivas las de caucho, goma o cuero (mejor tomárselo a broma... de momento).

Pitt, totalmente de acuerdo.

Manu, me alegro de que te haya gustado tanto. Sí, faltando Chaplin falta "algo".

Rombo, afortunadamente no tiene nada que ver con mi realidad. Es que era el 75º aniversario de su estreno y me apetecía contarlo.

Pepe, hay que llevarlo (lo de bien o mal, depende de las circunstancias). Pero como vuelva a oir a alguien decir que el trabajo dignifica, te aseguro que no respondo.

Marible, no te preocupes, cada uno tiene sus gustos :-)

Nueva Luna, buena reflexión.

Toni, aunque sea odiado, me parece que los ciudadanos "de a pie" no tenemos muchas otras formas de ganar dinero para vivir (o sobrevivir, según los casos) si no es trabajando. Pero si se te ocurre alguna, admito sugerencias.

Neko, ya me contarás que te han parecido.

Johan, no conocía esta cita. ¡Gracias!

Freaky, tampoco quería extenderme mucho y se me habrán pasado muchas cosas... pero ya estás tú al quite para hacer el apunte :-)

Alan, ser último es otra forma de ser primero, jeje. Te digo lo mismo que a Freaky.

Towanda, yo ya he perdido la cuenta de las veces que la he visto (instituto, universidad, televisión), pero sigo enganchándome a ella cada vez que la ponen. Tiene "algo".

Besos y abrazos a todos. Muchas gracias por venir hasta aquí y dejar vuestras impresiones.

Dani dijo...

Hola Dama. En un futuro me gustaría hacer una especie de repaso biográfico y filmográfico de la figura de Chaplin en mi blog, para rememorar no solo esta peli sino muchas más. Pienso que su época de largometrajes (los cortos iniciales no me hacen mucha gracia xD) es de lo mejor que ha parido el cine.
Contestando a la pregunta que planteas: opino que no. El cambio cuantitativo es innegable, pero conceptos nucleares de la crítica marxista tales como "alienación" o "clases" (aunque no estemos de acuerdo con la crítica en si; sobretodo con el primero) siguen vigentes de cojones. ¿Que diferencias se encuentran entre una fábrica de hoy y una de hace un siglo? Que el currela cobra algo mas y trabaja en condiciones salubres. Vamos, que si Marx llegó a tener alguna clase de razón en su argumentación sobre las consecuencias de la división del trabajo, seguimos igual de jodidos que siempre.

Ana dijo...

¿queréis dejar de firmar a mi Dama del castillo??? me vais a hacer venir todos los días a decir ¡¡Ultí!! jajajajja
YA sabes tú que triste y vaga soy por un tubo.

Un beso gordisimo!!

Balovega dijo...

Linda noches ..

El post una maravilla y Chaplin estelar.. un placer venir a saludarte y desearte bellos sueños..

Gracias por tu visita.. besitos

Randall Flagg dijo...

Que gran película !!!!!
Pues puede ser que tengas razón Dama.

Saludos.

Mr. Rific dijo...

¡Obra Maestra absoluta! Y con una escena final de las más emocionantes (sentimentalmente hablando) de la historia del cine...

Dama del Castillo dijo...

Dani si cuando hagas ese fantástico post de repaso se me pasa, avísame porque no me lo quiero perder.

Ana, ya has sido la primera, ¿para qué quieres ser también la última?

Balovega, gracias. Me alegra que te guste.

Randall, es que Chaplin es demasiado.

Mr. Rific, coincido contigo.

Gracias a todos y todas. Besos y abrazos.