12 feb. 2011

"Lo siento, pero yo no quiero ser emperador. Ése no es mi oficio"

Inevitablemente, y sin la menor intención de repetir el tema de la entrada anterior, hoy me ha venido a la cabeza de manera recurrente esta mítica escena. El discurso final de Hinkel, en El Gran Dictador.

Supongo que serán las circunstancias que rodean al mundo estos días y de las que me resulta imposible abstraerme por completo.

Disfrutadlo. Feliz fin de semana y... hasta el lunes.


 

11 comentarios:

Dani dijo...

Que idealista que era el hombre xD

Guille dijo...

Una película genial que sobrepasa todo tiempo.
Chaplin único.

Franz dijo...

Chaplin, un genio del cine!

Buen fin de semana!

Alan Moore dijo...

Un genio, que duda cabe. Talento, sensibilidad y a lo que se ve una capacidad de trabajo que no le iba a la zaga. Hay por ahí un documental en tres partes, Chaplin desconocido, en el que a través de descartes y tomas falsas se reconstruye la forma de trabaja de Chaplin. Es verdaderamente soprendente la cantidad de vueltas que es capaz de darle a la filmación de un corto de unos poco minutos.

Por si a alguien le interesa, podéis "comprároslo" -no le digáis nada a la Sinde- aquí:

http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/7222275/Documental---Chaplin-Desconocido.html

Feliz lunes.

Towanda dijo...

Un genio, en toda la extensión de la palabra y además un visionario.
Esta es una película intemporal para cualquier amante del cine.

Muy buenas las dos entradas, se ve que adoras a Chaplin (como yo, jajaja).

Un abrazo de sábado.

Randall Flagg dijo...

Una gran película.
Ahora que la mencionas, hace la de dios que no la veo y me apetece verla. xDDD

Saludos.

Ana dijo...

Puf Dama, intenso y grandioso discurso, ¿algún día será real? ¿algún día dejaremos de llevarnos por el interés, la ambición, por los sentimientos de odio, desprecio, superioridad? No lo sé y me gustaría pensar que sí, pero siendo sincera, yo no soy capaz de llevar por la bondad y la sensibilidad y no sé si algún día seré capaz.

Pensar que tenemos la capacidad de cambiar el mundo y no lo hacemos...

Un besitooo y gracias por estar ahí.

Troglo Jones dijo...

Saludos:

Un monstruo, y demoledor en sus críticas en muchas ocasiones. Lo que me hace gracia estos días de los dictadores es que sólo son dictadores cuando los llaman dictadores. He oído llamar dictador a Chavez o a Castro cientos de veces en los medios gordos. A Mubarak, jamás, no lo recuerdo. Ahora, todos los días se lo llaman. En fin.

Abrazos, Dama.

rombo dijo...

Tomo nota, tomo nota...

Dama del Castillo dijo...

Gracias a todos/as. Me alegro de que os haya gustado y de que hayamos compartido el sentimiento de esperanza (en unos más, en otros menos, pero siempre hay algo) durante los minutos que dura el discurso.

Besos y abrazos a todos/as.

Nueva Luna dijo...

Un genio, jamás me cansaría de verlo!
Bsote.