14 feb. 2010

Feliz San Valen... ¿qué? (I)

Este día creo que es tan apropiado como cualquier otro para enviar felicitaciones.

Felicidades a aquellos que, durante 364 días al año, se dan cuenta de que tienen un padre, una madre, amigos y/o una pareja a la que quieren, adoran, estiman, idolatran, admiran, necesitan, aprecian.

Felicidades a aquellos que son capaces de demostrar esos sentimientos, o cualquier otro similar, día tras día.

Felicidades a aquellos que no necesitan que nadie les diga qué día se lo tienen que demostrar a las personas que les rodean, porque son capaces de hacerlo a menudo y sin ningún motivo especial.

Pero no quiero dejar de felicitar también a las personas que, al contrario que las anteriores, son capaces de ser felices demostrando (o haciendo creer, según los casos) un día cuánto quieren a esa persona que tienen al lado 364 días más. Felicidades porque merecen mi admiración. Personas capaces de no mostrar el más mínimo interés el resto del año y que, en cambio, cuando llega San Valentín (lo concreto en esta fecha por ser el día de hoy, pero me podría servir cualquier otra) se transforman en parejas, novios/as modélicos.

Para ellos, ¡chapó! No diré que son dignos de imitación, pero sí que me fascina la capacidad para transformarse según el día al que se enfrenten.

5 comentarios:

Ana dijo...

uooooo inaguro blogggg jajajajjaja donde hay que firmar para que sepas que soy tu mejor fan?? La verdad es que yo, había olvidado por completo San Valentín, pero te quiero igualmente :) acabo de llegar, ya te contaré más tranquila después un mail.. Te quiero !! (síiii vengo ñoña)

Ana dijo...

Se te echa la tarde encima y tú sin actualizar.. muy mal..

Ana dijo...

Que mona era yo eh...

Pd. te sigo queriendo.

Alan Moore dijo...

Que ilusos eramos todos en aquel entonces, que falta de mundo, no como ahora, que ya estamos de vuelta de todo, aunque sin haber ido a ningun lado.

Dama del Castillo dijo...

Fíjate si han cambiado los tiempos que algunos tienen más canas, otros más arrugas y la mayoría, más de las dos cosas