14 feb. 2010

Feliz San Valen... ¿qué? (I)

Este día creo que es tan apropiado como cualquier otro para enviar felicitaciones.

Felicidades a aquellos que, durante 364 días al año, se dan cuenta de que tienen un padre, una madre, amigos y/o una pareja a la que quieren, adoran, estiman, idolatran, admiran, necesitan, aprecian.

Felicidades a aquellos que son capaces de demostrar esos sentimientos, o cualquier otro similar, día tras día.

Felicidades a aquellos que no necesitan que nadie les diga qué día se lo tienen que demostrar a las personas que les rodean, porque son capaces de hacerlo a menudo y sin ningún motivo especial.

Pero no quiero dejar de felicitar también a las personas que, al contrario que las anteriores, son capaces de ser felices demostrando (o haciendo creer, según los casos) un día cuánto quieren a esa persona que tienen al lado 364 días más. Felicidades porque merecen mi admiración. Personas capaces de no mostrar el más mínimo interés el resto del año y que, en cambio, cuando llega San Valentín (lo concreto en esta fecha por ser el día de hoy, pero me podría servir cualquier otra) se transforman en parejas, novios/as modélicos.

Para ellos, ¡chapó! No diré que son dignos de imitación, pero sí que me fascina la capacidad para transformarse según el día al que se enfrenten.

8 feb. 2010

Primer lunes por la mañana

Como bien indica el título de esta bitácora, aquí va la primera entrada, con fecha de un lunes por la mañana (como no podía ser de otra forma)

En este pequeño espacio, un tanto personal y, por lo que tiene de abierto al público, exhibicionista, iré escribiendo sobre todo lo que me ronde la cabeza, me remuerda, me alegre o decepcione...

Aunque, en principio, trataré de ser optimista y positiva (que para darnos malos ratos ya está el día a día), no garantizo nada.

Todo lo que aquí se expondrá será visto desde un punto de vista informal y desenfadado, porque para los temas más densos y espinosos ya están la prensa y los medios de comunicación tradicionales.

Bienvenido/a y espero que te sientas cómodo/a (y repitas visita).